lunes, 4 de julio de 2016

BOLETIN Nº 165 - JULIO 2016



Campanas   de   Valdega

BOLETÍN INTERPARROQUIAL de VALDEGA
Nº 165 – Julio 2016


CONSEJO INTERPARROQUIAL
Hemos acordado programar una Peregrinación a la Catedral de Tudela para unirnos a la celebración del Año Jubilar de la Misericordia y así dar comienzo al nuevo año Pastoral. Nos re-encontraremos con D. Bibiano Esparza que fue párroco en algunos de nuestros pueblos, haremos el Paso por la Puerta Santa para ganar la Indulgencia del Jubileo, participaremos en la Eucaristía, visitaremos la catedral y su claustro…

En principio la fecha que nos parece más oportuna para todos es el sábado 1 de octubre. Iremos contratando el autobús, vosotros id reservando la fecha y a finales de agosto con el Consejo interparroquial y las orientaciones de Bibiano prepararemos el viaje y os podréis ir apuntando.

Para ayudar a vivir este celebración del Año de la Misericordia ponemos a vuestra disposición esta catequesis del Papa Francisco sobre La Puerta Santa.

PARA CELEBRAR EL AÑO JUBILAR LA PUERTA SANTA

Catequesis del Papa  en diciembre de 2015.- El domingo pasado se abrió la Puerta Santa de la Catedral de Roma, San Juan de Letrán, y se ha abierto una Puerta de la Misericordia en la Catedral de cada diócesis del mundo, también en Santuarios y otras Iglesias. El Jubileo es en todo el mundo no solamente en Roma. He deseado que este signo de la Puerta Santa estuviera presente en cada Iglesia particular, para que el Jubileo de la Misericordia pueda ser una experiencia compartida por cada persona. El Año Santo ha comenzado en toda la Iglesia y se celebra en cada diócesis como en Roma, también la primera Puerta Santa ha sido abierta en el corazón de África; y Roma es el signo visible de la comunión universal. Que esta comunión eclesial sea cada vez más intensa, para que la Iglesia sea en el mundo el signo vivo del amor y de la misericordia del Padre. ¡Que la Iglesia sea signo vivo de amor y de misericordia! También la fecha del 8 de diciembre ha querido subrayar esta exigencia, vinculando, a 50 años de distancia, el inicio del Jubileo con la conclusión del Concilio Vaticano II.
Este Amor sin fin tiene el rostro del perdón y de la misericordia. Pero el perdón y la misericordia no deben permanecer como bellas palabras, sino realizarse en la vida cotidiana. Amar y perdonar son el signo concreto y visible de la fe que ha transformado nuestros corazones y nos permite expresar en nosotros la vida misma de Dios. Amar y perdonar como Dios ama y perdona. Este es un programa de vida que no puede conocer interrupciones o excepciones, sino que nos empuja a andar siempre más allá sin cansarnos nunca, con la certeza de ser sostenidos por la presencia paterna de Dios. Este gran signo de la vida cristiana se transforma después en tantos otros signos que son característicos del Jubileo. Pienso en cuantos atravesarán una de las Puertas Santas, que en este Año son verdaderas Puertas de la Misericordia: ¡Puertas de la Misericordia! La Puerta indica a Jesús mismo que ha dicho: «Yo soy la puerta. El que entra por mí se salvará; podrá entrar y salir, y encontrará su alimento» (Jn 10,9). Atravesar la Puerta Santa es el signo de nuestra confianza en el Señor Jesús que no ha venido para juzgar, sino para salvar (cfr Jn 12,47). Esa Puerta es Jesús y es gratis.
Atravesar la Puerta Santa es signo de una verdadera conversión de nuestro corazón. Al atravesarla es bueno recordar que debemos tener abierta también la puerta de nuestro corazón. Estoy delante de la Puerta Santa y pido al Señor ayúdame a abrir la puerta de mi corazón. No tendría mucha eficacia el Año Santo si la puerta de nuestro corazón no dejará pasar a Cristo que nos empuja a andar hacia los otros, para llevarlo a Él y a su amor. Por lo tanto, como la Puerta Santa permanece abierta, porque es el signo de la acogida que Dios mismo nos reserva, así también nuestra puerta, la del corazón, esté siempre abierta para no excluir a ninguno. Ni siquiera a quienes me molestan. Ninguno. Un signo importante del Jubileo es también la Confesión. Acercarse al Sacramento con el cual somos reconciliados con Dios equivale a tener experiencia directa de su misericordia. Es encontrar al Padre que perdona. Dios perdona todo. Dios nos comprende también en nuestras limitaciones, nos comprende también en nuestras contradicciones. Más aún, Él con su amor nos dice que cuando reconocemos nuestros pecados está más cerca y nos anima a mirar hacia adelante. Y dice más: cuando reconocemos nuestros pecados y pedimos perdón hay fiesta en el cielo; Jesús hace fiesta en el cielo, ésta es su misericordia. No se desanimen. Adelante, adelante con esto. Cuántas veces me han dicho: “Padre, no consigo perdonar”, la vecina, el compañero de trabajo, la suegra,…  Todos hemos escuchado eso: no consigo perdonar. Pero ¿cómo se puede pedir a Dios que nos perdone, si después nosotros no somos capaces del perdón? Perdonar es una cosa grande, no es fácil perdonar, porque nuestro corazón es pobre y con sus fuerzas no lo puede hacer. Pero si nos abrimos a acoger la misericordia de Dios para nosotros, a su vez somos capaces de perdón. Y tantas veces he escuchado decir: pero a esa persona yo no podía verla, la odiaba, un día me he acercado al Señor, he pedido perdón de mis pecados, y también he perdonado aquella persona. Estas son cosas de todos los días, esa posibilidad la tenemos cerca.
Por lo tanto ¡ánimo! Vivamos el Jubileo con estos signos que llevan consigo una gran fuerza de amor. El Señor nos acompañará ¡Ánimo y hacia adelante!


AGRADECIMIENTOS nuestr@s religios@s
Agradecemos la compañía y la colaboración con la Unidad Parroquial a los PP: Silvino Berruete (Salesiano de Legaria), Javier López (Paúl de Ancín) e  Isidoro Crespo (Dominico de Olejua) y demás religios@s que nos acompañar estos días de verano.



CELEBRACIONES JULIO 2016



AN
MU
LE
OL
ET
OC
AB
ME
S 2





EU
19


D3
EU
 12
EU
 13
EU
13*
PA
12
PA
13

EU
11
PA
11
S9




EU
19


EU
20
D
10
EU
12*
EU
 13
EU
13*
EU
11

EU
12
PA
12

S
16




EU
19

EU
20

D
17
EU
12*
EU
 13
EU
13*
EU
12*

EU
11

EU
12
S
23




EU
19



D
24
EU
12
EU
 13
EU
13*
EU
13*

PA
12
EU
11
PA
11
L
25
EU
12*
EU
12
EU
13*
EU
13

EU
11


S
30





EU
19

EU
20
D
31
EU
12 *
EU
13
PAL
13
PA
12
EU
11

EU
12



ANCIN
Sábado 16 de julio. Fiesta de la Virgen del Carmen: canto de la Aurora 7 h, Misa a las 12 en la Parroquia y procesión a la Ermita.
Fiestas Patronales en honor de la Virgen del Carmen y de San Fausto: viernes 22, ofrenda floral y misa en la Ermita a las 11,15, el domingo 24, Misa en honor de San Fausto a las 12 hs.

OLEJUA: Fiestas patronales en honor a Santiago Apóstol, Eucaristía el día 25 a las 13 hs.

JUNTA DE SAN BARTOLOMÉ: Reunión en la Ermita el jueves día 21 de julio a las 19 h para preparar la fiesta de la Cofradía el miércoles 24 de agosto. Vocales: Angel Luis y Toñi (Murieta) Mª Ángeles y Blanca (Abáigar) Lucio (Legaria), Belén (Oco), Pedro Mª (Ancín), Jesús (Olejua) y Santos (Etayo).

jueves, 3 de marzo de 2016

BOLETIN Nº 161-MARZO 2016



Campanas   de   Valdega

BOLETÍN INTERPARROQUIAL de VALDEGA
Nº 161 – Marzo 2016

CELEBRACIONES MARZO 2016


ANC
MU
LEG
OL
ET
OC
AB
ME
S 5


EUC
19

EUC
18



D6
EUC
 12
EUC
 13

EU
11

PAL
13
PAL
12
PAL
11
S
12

JAVIERADA
EUC
19



EU
18

D
13
EUC
 12
EUC
 13

PAL
12
PAL
13
EU
11

PAL
11
S
19



EU
18



EU
19
D
20
EUC
11,45
EUC
 13
EUC
13*

EUC  10,45    
PAL
12
PAL
11

Js
24
EUC
17
EUC
18,30
EUC
18*
PAL
 17  
PAL
18,30


Vs
25
PAS
17
PAS
18,30
PAS
18 *

PAL 17

PAL 18,30


Ss
26
VIG
20

VIG
20







D
27
EUC
12
EUC
13*
PAL
12
PAL
13
EU
11
EU
13
PAL
11
S
2




EUC
19


EU
20
D
3
EUC
12
EUC
13
PAL
13
EU
11

PAL
12
PAL
13


EL DIOS PADRE COMPASIVO Y MISERICORDIOSO

Jesucristo es la revelación plena, en él se realiza la revelación de la misericordia del Padre. El nombre de Dios  es misericordia.
En las Sagradas Escrituras, el Señor es presentado como “Dios misericordioso”. Este es su nombre,  a través del cual nos revela, por así decir, su rostro y su corazón. Él mismo, revelándose a Moisés  se autodefinió como: «El Señor, Dios misericordioso y bondadoso, lento para enojarse, y rico en amor y fidelidad» (Ex34,6). También en otros textos encontramos esta fórmula, con alguna variación, pero siempre la insistencia está puesta en la misericordia y en el amor de Dios que no se cansa nunca de perdonar.

“Misericordioso”: esta palabra evoca una actitud de ternura como la de una madre con su hijo. De hecho, el término hebreo usado en la Biblia hace pensar a las vísceras o también en el vientre materno. Por eso, la imagen que sugiere es aquella de un Dios que se conmueve y se enternece por nosotros como una madre cuando toma en brazos a su niño, deseosa sólo de amar, proteger, ayudar, lista a donar todo, incluso a sí misma. Esa es la imagen que sugiere este término. Un amor, por lo tanto, que se puede definir en sentido bueno “visceral”.

“Bondadoso”, en el sentido que dona gracia, tiene compasión y, en su grandeza, se inclina sobre quien es débil y pobre, siempre listo para acoger, comprender, perdonar. Es como el padre de la parábola que no se cierra en el resentimiento por el abandono del hijo menor, sino al contrario continúa esperándolo, lo ha generado, y después corre a su encuentro y lo abraza, no lo deja ni siquiera terminar su confesión, como si le cubriera la boca, qué grande es el amor y la alegría por haberlo reencontrado; y después va también a llamar al hijo mayor, que está indignado y no quiere hacer fiesta, el hijo que ha permanecido siempre en la casa, pero viviendo como un siervo más que como un hijo, y también sobre él el padre se inclina, lo invita a entrar, busca abrir su corazón al amor, para que ninguno quede excluido de la fiesta de la misericordia. La misericordia es una fiesta.

”Lento para enojarse”, literalmente, “de largo respiro”, es decir, con el respiro amplio de la paciencia y de la capacidad de soportar. Dios sabe esperar, sus tiempos no son aquellos impacientes de los hombres. Es como un sabio agricultor que sabe esperar, da tiempo a la buena semilla para que crezca, a pesar de la cizaña.
Grande en el amor y en la fidelidad”. ¡Qué hermosa es esta definición de Dios! Aquí está todo. Porque Dios es grande y poderoso, pero esta grandeza y poder se despliegan en el amarnos, nosotros así pequeños, así incapaces. La palabra “amor”, aquí utilizada, indica el afecto, la gracia, la bondad. No es un amor de telenovela. Es el amor que da el primer paso, que no depende de los méritos humanos sino de una inmensa gratuidad. Es la solicitud divina que nada la puede detener, ni siquiera el pecado, porque sabe ir más allá del pecado, vencer el mal y perdonarlo. Este Dios misericordioso es fiel en su misericordia. Y Pablo dice algo bello: si tú, delante a Él, no eres fiel, Él permanecerá fiel porque no puede renegar de sí mismo, la fidelidad en la misericordia es el ser de Dios. Y por esto Dios es totalmente y siempre confiable. Una presencia sólida y estable. Es esta la certeza de nuestra fe. Y luego, en este Jubileo de la Misericordia, confiemos totalmente en Él, y experimentemos la alegría de ser amados por este “Dios misericordioso y bondadoso, lento para enojarse y grande en el amor y en la fidelidad”.

EL SACRAMENTO DE LA PENITENCIA EN EL AÑO DE LA MISERICORDIA
Una de las prácticas cristianas que el papa Francisco está recomendando desde el principio de su papado es practicar este sacramento, popularmente llamado Confesión. Muchas veces ha repetido: “Dios no se cansa de perdonar somos nosotros quienes no pedimos perdón”.

La Diócesis ha organizado para los primeros viernes de cada mes confesiones: en la Parroquia de S. Juan de Estella de 5 a 8 de la tarde.
Nuestro párroco está disponible para ello. Y, a veces la manera más práctica es solicitarlo para celebrarlo en la misma casa, como lo hace con personas enfermas o de movilidad limitada.
Estos días podemos celebrarlo en la Javierada que ofrece la oportunidad de ganar la Indulgencia del Jubileo.
Y en la parroquia de Ancín vamos a tener 2 celebraciones comunitarias de la Reconciliación, con un confesor extraordinario:
-el jueves  17 de marzo a las 7 de la tarde
-y el día 1 de abril, primer viernes, a las 6,30 de la tarde con la Catequesis de Infancia y de Confirmación y sus familias.

CELEBRACIÓN DE SAN JOSÉ, MISA DE VÍSPERA: OCO, 17,30 hs
En esta fiesta de precepto nosotros celebramos el Día del Padre y la Jornada de Ayuda y Oración del Seminario. En nuestra parroquia este año, al caer en el Sábado Víspera del Domingo de Ramos, no tendrá celebraciones litúrgicas el día 19, sólo tendremos las celebraciones de Víspera del Domingo de Ramos. En nuestra Unidad Parroquial la celebración será en la Víspera, día 18 a las 5,30 de la tarde en Oco. La Diócesis adelanta la celebración del Día del Seminario al Domingo anterior día 13, con el lema “Enviados a Reconciliar” en donde rezaremos por las vocaciones al sacerdocio y tendrá lugar la colecta extraordinaria para el Seminario.

JAVIERADA, 12 de Marzo : PEREGRINOS de la MISERICORDIA
Tenemos reservado un autobús para poder ir todos juntos y ganar la indulgencia del Jubileo Extraordinario de la Misericordia. El precio inicial es de 12 €.
Apuntarse con los Hnos Maristas para el lunes 7 de marzo: tléf: 618 175 972 y 948 534 015.
SALIDA del Bus: Ancín, 12,00 y en intervalos de unos 5 minutos Legaria, Oco, Abáigar y Murieta.
-A las 15 h. salida del Viacrucis de Sangüesa
-a las 17 h Misa en la explanada de Javier.
NOVENA de la Gracia 4-12 de marzo. En Javier se rezará a las 4 de la tarde, por COPE Estella (FM 93,4) se radia en directo, en Radio María (Estella FM 107,9) se repetirá en diferido a las 7 de la tarde.

DIFUNTOS: Despedimos en Etayo a Consuelo Nieva Azpilicueta 87 años (18 de febrero).

CAMBIO DE HORARIO. El último domingo de Marzo día 27, noche de la Vigilia Pascual, en la madrugada se adelanta el reloj 1 hora (una hora menos de sueño).

ORACION JUBILAR-PAPA FRANCISCO

Señor Jesucristo,
Tú nos has enseñado a ser misericordiosos
como el Padre del cielo.
Y nos has dicho que quien te ve,
lo ve también a Él.
Muéstranos tu rostro y obtendremos la salvación.

Tu mirada, llena de amor
liberó a Zaqueo y a Mateo de la esclavitud del dinero;
a la adúltera y a la Magdalena
de buscar la felicidad solamente en una creatura
hizo llorar a Pedro después de la traición,
y aseguró el Paraíso al ladrón arrepentido.

Haz que cada uno de nosotros
escuche como propia
la palabra que dirigiste a la samaritana:
¡Ay… si conocieras el don de Dios!

Tú eres el rostro visible del Padre invisible,
del Dios que manifiesta su omnipotencia
sobre todo con el perdón y la misericordia:
haz que en el mundo la Iglesia sea
el rostro visible de Ti,
su Señor, resucitado y glorioso.

Tú has querido que también tus ministros
fueran revestidos de debilidad
para que sientan sincera compasión
por quienes están en la ignorancia y el error:
haz que quien se acerque a cada uno de ellos
se sienta esperado, amado y perdonado por Dios.

Manda tu Espíritu
y conságranos a todos con su unción
para que el Jubileo de la Misericordia
sea  una año de gracia del Señor
y tu Iglesia pueda, con renovado entusiasmo,
llevar la Buena Noticia a los pobres,
proclamar la libertad a los prisioneros y oprimidos
y restituir la vista a los ciegos.

Te lo pedimos por intercesión de María,
Madre de la Misericordia,
A Ti que vives y reinas con el Padre
Y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén